Ojalá que te quedes

A través de su transparencia, el hielo manifiesta una solidez temporal situándole entre la dureza y la suavidad de su forma.

Con la violentación pasiva del tiempo, el hielo cede a la contención sólida liberando sus cualidades esenciales, convirtiéndose en un acto alegórico del agotamiento de la forma y la transformación que da paso a la esencia fundamental de las cosas.

Este proyecto presenta un estudio del movimiento del tiempo mediante las afectaciones visuales residentes en una esfera de hielo. Aunque la forma original se degrade y sea reducida jamás perderá aquello que la configura.

Proyecto presentado en la Exposición PFC’15.

 

VIDEO

img_3420

2015-2016