Allá en la suavidad de la árida montaña

Como una fuerza opositora la montaña, símbolo de ascensión, eternidad y grandeza, aplasta la líquida condición del ser.

Como un responsorio, el retrato alude a la tradición de la máscara funeraria, perpetuar o rendir honor a lo que se fue.

Este proyecto busca armonía en relaciones de oposición como el negro y el blanco, lo espiritual y lo material, sirviéndose del símil entre paisaje y retrato para reflexionar sobre las partes de un todo como relación universal.

 

 

 

 

aelsam-5

2015-2016